Sobre los litigios en las relaciones comerciales en los EEUU

De sobra resulta conocida la predisposición a litigar en la mentalidad estadounidense, ello también es así en el entorno empresarial y para el extranjero no acostumbrado a dirimir los asuntos en los tribunales puede resultar, de entrada, chocante.

Evidentemente, lo anterior no significa ni mucho menos que nos pasaremos una gran parte de nuestro tiempo de conflicto en conflicto y de juicio en juicio. Significa que en caso de controversia en un acuerdo comercial resulta habitual que la contraparte no se avenga tanto a alargar y alargar las reclamaciones extrajudiciales y apueste más por la vía directa para intentar resolver la solución.

Justicia

Para protegerse de posibles conflictos, y para estar bien posicionados si un día éstos llegan, cabe destacar en primer lugar la importancia de que los contratos que se celebren sean plenamente eficaces y que cumplan todas las normas y términos que exige la legislación estadounidense, y es más, ya no sólo deben ajustarse (obviamente) a derecho, sino que deben hacerlo de una forma pensada para protegernos, estructurada para tener la máxima protección y robustez mediante el contrato realizado, y eso sólo se logrará realizando el mismo con profesionales que conozcan profundamente la legalidad y la cultura del país para tapar todas las lagunas, para dejar reforzar todos los puntos y costuras por las cuales luego podrían surgir los problemas.

En relación a la robustez de los acuerdos comerciales muchos puntos son importantes, de forma también genérica nombrar los siguientes:

Que resulte clara e inequívocamente determinada la jurisdicción aplicable es sumamente importante

Si los productos o servicios se ofrecen en el país mediante terceras partes (intermediarios, socios, etc.) es importante determinar y detallar la concreta responsabilidad de cada una de las partes implicadas

La responsabilidad también puede aplicar por nuestro incumplimiento (en plazos de entrega, productos defectuosos, etc.) directamente con el comprador de nuestros productos. Para estos casos, sujetarse a la legislación vigente y establecer en aquellos puntos que corresponda cláusulas de limitación y exención de responsabilidad resultará determinante

La vía litigiosa es habitual en los Estados Unidos de América, pero ello no significa que la misma transcurra sólo por los tribunales del país. Existen otros órganos -como por ejemplo los de arbitraje- que también pueden entrar en juego y ayudar a agilizar el asunto. Determinar el alcance de éstos y el sometimiento a los mismos cuando los mismos resultan optativos tampoco es algo que se deba dejar pasar por alto. Por supuesto, tampoco debe pasarse por alto aquello tan manido, pero tan generalmente útil de que siempre es mejor (en la medida de lo posible) un mal acuerdo que un buen pleito

Muchos de los conflictos que puedan surgir serán fácilmente subsanables y no nos supondrán ningún quebradero de cabeza de protegernos de entrada con los seguros de responsabilidad que podamos contratar

Sin duda un asunto de interés para todas las empresas de base tecnológica (y cualquier otra) que deseen hacer negocios en los EEUU).

En Castillón Consulting Abogados ofrecemos todo tipo de soluciones y servicios legales en materia legal en general y de ciberseguridad en particular, puede contactarnos en el email info@castillonconsulting.com.

Anuncios

Acerca de Jordi G. Castillón

Empresario.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s